No más pipis en casa



¡Hola a todos!
Mientras nos tomábamos el café del almuerzo hemos reflexionado sobre el tema de nuestra entrada de hoy, y después de darle algunas vueltas hemos decidido tratar el tema de los pipis no deseados dentro de casa. Hemos pensado que os resultará interesante ya que durante estos años en el sector, éste es un tema recurrente en las consultas de nuestros clientes.
Vamos al tema, lo primero que hay que tener en cuenta para poder acabar con el problema de las micciones dentro de casa es el porqué de la cuestión. ¿Por qué se hace pis nuestro perro dentro de casa?
1.    Tu perro es mayor y tiene un tratamiento para enfermedades que le hace orinar más de lo normal, o simplemente es mayor y como cualquier anciano sufre de incontinencia.
2.    Tu perro es un cachorro de corta edad que todavía no controla los esfínteres y por lo tanto no entiende ni dónde ni cuándo debe orinar.
3.    Tu perro es adulto y sigue sin entender que ha de esperar a bajar para hacer sus necesidades, por lo tanto básicamente mea cuando y donde le da la gana (sin ánimo de ofender, le has malcriado un poquito pero eres consciente).
4.    Tu perro salía antes más frecuentemente y tu situación ha cambiado impidiendo mantener su rutina normal de paseos.

Esperamos que hayas podido encontrar tu caso dentro de estos 5 supuestos, si no es así puedes quejarte libremente en nuestros comentarios o mandarnos un mail para preguntarnos qué puedes hacer en tu caso concreto.
Bajo nuestro punto de vista si estas en el supuesto número 1 y tu perro es un anciano la cosa va a ser difícil de cambiar, para empezar tu perro probablemente sabe que no está bien orinar en casa pero el pobre no se puede aguantar. Es fácil saber si este es el caso de tu perro porque suelen esconderse después de haber realizado este mal comportamiento o tienden a orinar en sitios raros u ocultos para evitar que te enteres (que listos son). Te recomendamos mucha paciencia y comprensión ya que los últimos años de tu mascota son duros para ambas partes. El mejor consejo que podemos darte nosotros es el uso de repelentes para evitar micciones en los lugares más delicados pero sobre todo piensa en tu mejor amigo. Intenta que el pobrecito tenga un lugar para aliviarse y muéstrale a través de premios que allí puede acudir cuando no pueda más. Existen bandejas empapadoras, que funcionan con toallitas absorbentes de micciones de diferentes medidas y que garantizan la higiene de tu hogar. Otra opción es emplear pañales para perros, en el mercado hay de diferentes marcas y nosotros disponemos de algunas. En definitiva ya que el problema no va a tener solución intenta que se produzca de la mejor forma para garantizar tu comodidad, recuerda que ya no puede salir tanto a la calle ni tiene la fuerza para aguantarse tanto como antes. Mucha suerte y sigue haciéndolo tan bien como hasta ahora.
Vamos a por los cachorros, con ellos toda la vida hemos comprendido que debíamos aguantar las primeras meadas y recoger periódico empapado en pis día tras día pero ¡bienvenidos al futuro!. En la actualidad existen pañales pequeñitos para perros que harán tu vida más cómoda pero si lo que quieres es que aprendan cómo se hacen las cosas bien, entonces prepara un wc y enséñale a ir allí. Para nosotros ésta es la mejor manera de que aprendan que hay lugares permitidos y prohibidos, puedes usar repelentes de micciones para evitar que orinen en muebles y alfombras pero lo mejor es premiar el pipi en el sitio correcto. Para marcarles el sitio correcto puedes utilizar bandejas con empapadores o simplemente  unos empapadores bien grandes en la zona, no es lo más cómodo pero por lo menos no tendrás periódico pegado al suelo día tras día. Los empapadores absorben muchísimo más que el papel y neutralizan el olor. Ah! Puedes poner atrayente en la bandeja para incitar a tu mejor amigo a que acuda allí a evacuar. Ánimo,  ya sabes que quien se acuesta con niños mojado se levanta, pero si lo haces bien esto durará bien poquito.
Tu perro es un “malcriadillo”, igual te parece imposible que después de tanto tiempo haciendo lo que le da la gana la cosa pueda cambiar, pero resulta que tu quieres mucho a tu perro y vas a poner empeño, pues bien, vamos allá. Tan fácil como decir patata, cuando orine donde no debe llévalo a la zona y  siéntalo al lado del orín de manera que pueda olerlo. Ponte firme y pronuncia un NO o cualquier otra palabra que tengas para corregir conductas. Es cuestión de paciencia pero repítelo cada vez que lo haga mal y que tu cuerpo transmita que eso no está bien. Después no dejes pasar mucho tiempo (evitarás que el olor se adhiera y él quiera ir allí a mear otra vez) y friega el suelo con agua y vinagre a discreción. Créeme que el olor del vinagre no les va y además es bueno para dar brillo a parquets y suelos de azulejo. También puedes fregar con agua y después rociar un chorro de alcohol de curar, el alcohol desinfecta y tampoco les gusta nada. Y por último el súper truco final llévate unos cuantos premios en el bolsillo durante el paseo y cada vez que orine en la calle móntale una fiesta, no literal pero prémialo y acarícialo y que se entere de lo que te gusta ese comportamiento, seguro que sabrás como hacerlo. Te deseamos toda la suerte del mundo.
Pobrecitos los dos si estáis en el supuesto número 4 y no lo decimos porque sea más difícil de llevar que cualquier otro sino porque a la buena vida nos acostumbramos todos muy rápido y luego es muy duro dejarla atrás. Seguramente hayas sido un dueño genial de esos que pasea siempre que toca pero ahora tu vida ha cambiado y entre el trabajo y todo lo demás no puedes seguir con tu rutina normal. No desesperes pero te aconsejamos que en la medida de lo posible no cambies nada más. Si tu perro está acostumbrado a orinar en la calle y ahora eso no puede ser no intentes solucionar el problema con bandejas empapadoras y demás ya que si en algún momento vuelve a cambiar tu rutina él ya no sabrá qué es lo que está bien. Intenta no dejar mucho rato los pipis en el suelo y friega con agua y vinagre todas las zonas de la casa donde el vaya. Premia las micciones en la calle y no muestres enfado en exceso ya que ni tú ni él tenéis la culpa. Si de verdad quieres solucionar la situación el mejor consejo que te podemos dar es que te pongas en contacto con alguien que pueda pasear a tu perro por ti. Si no tienes ningún amigo o familiar que pueda hacerte el favor hoy en día puedes encontrar por internet empresas y personas que ofrecen estos servicios. Nosotros te recomendamos este, Sr.Perro es una web que mola mucho y dispone de un amplio directorio de productos y servicios relacionados con los perros Esperamos que puedas recuperar ese tiempo tan valioso que pasabas con tu mascota. Mucho ánimo!

Bueno pues esto ha sido todo por hoy ya sabéis que podéis consultarnos cualquier cosa en los comentarios o  través del mail info@mascoweb.com. También estamos disponibles a través de nuestras redes sociales así que venga todos a seguirnos en Facebook , Twitter y Pinterest.
Esperamos haber ayudado a resolver vuestro problema, ¡mucha suerte!