Piloto desvía vuelo internacional para salvar un perro

simba con su dueño

Hace unos día el piloto del vuelo 85 de Air Canadá tomó una decisión que costo millones de dólares a su compañía aérea, pero a cambio, salvó la vida de un pequeño bulldog francés de 7 años llamado Simba.

El vuelo que se dirigía desde Tel Aviv a Toronto hizo una escala imprevista en Frankfurt (alemania), cuando tras percatarse la tripulación de un fallo en la calefacción de la bodega de carga, el comandante decidió parar y cambiar de avión sabiendo que la vida del perro corría peligro.

Aun a riesgo de enfadar a muchos pasajeros y a sus jefes el comandante realizó la maniobra para evitar que el bulldog muriese congelado.

En declaraciones posteriores del portavoz de Air Canadá para la CNN éste afirmó:

"El comandante es el responsable de todas las vidas del avión, tanto humanas como caninas".

La mayoría de los pasajeros del vuelo respaldaron la decisión tan bondadosa del piloto y desde luego en mi opinión esta historia va a reportarle a Air Canadá muchos más beneficios que pérdidas, ya que en un mundo tan cruel donde el interés económico prima por encima de todo Air Canadá ha demostrado que en su compañía no es así.Si pudiese abrazaría a ese piloto y le montaría una fiesta así que esta es mi contribución a su hazaña, dedicarle este post a modo homenaje y desearle que conserve ese enorme corazón.

German Kontorovich el dueño de Simba fue el primero en agradecerle al comandante el gesto y declaró: "Es mi perro, es como mi hijo. Es todo".

Después de que una persona haga esas declaraciones mientras sujeta feliz a su perro en brazos ¿Quién puede pensar en los 10.000$ de combustible perdidos? Desde luego, no este piloto.

Os dejamos con el vídeo de la noticía para que os hagáis una idea y podáis ver la cara de felicidad de German, el dueño de Simba.