Cómo limpiar los oídos de tu perro

cómo limpiar los oídos a tu perro


Los oídos del perro, un órgano increíble

Hoy hablamos de uno de los órganos más increíbles e importantes de los perros, los oídos.
Los oídos del perro son unos órganos alucinantes capaces de escuchar sonidos a una frecuencia indetectable para los humanos, de ahí que veas a tu perro levantarse de golpe y correr hacia algún lado, cuando para ti todo está en aparente calma.
limpieza de oídos para perrosFrente a los 20000 hercios que aprecian tus pobres oídos, los de tu perro son capaces de escuchar hasta 60000, imagina lo diferente que suena todo para él.
Sin embargo esta estupenda herramienta de la que disfruta tu perro puede convertirse también en uno de los mayores focos de enfermedad si no se cuida como es debido.
Los perros no pueden quejarse cuando notan molestias en sus oídos, pero podrás apreciar un comportamiento poco habitual como un exceso de rascado o sacudidas constantes de orejas.
En todo caso, para garantizar la salud auricular de tu perro, lo mejor es la revisión y limpieza semanal de la zona.

La limpieza de oídos en el perro

El oído del perro consta de 3 partes:
limpieza oído perro
El oído externo: Que es la zona del pabellón auditivo que está a la vista cuando levantamos la oreja o nos asomamos a mirar. Esta zona debe tener un color rosado natural y estar libre de restos de cera y suciedad.
El oído medio: La zona que conecta el externo con el interno y que cuenta con algunas cavidades situadas a partir de la zona más profunda del externo.
El oído interno: No puede verse a simple vista pero lo conforman un montón de zonas intrincadas y cavidades que son las responsables de la audición y también del equilibrio del animal.
Antes de la limpieza de los oídos de tu perro conviene revisar en qué estado se encuentran y fijarse en estas cosas:
  • Que el oído presente un color rosado saludable
  • Que no haya un exceso de cera ni de suciedad
  • Que no se perciba un olor desagradable
Tanto el exceso de cerumen como el olor desagradable pueden ser síntomas de una infección, por lo tanto, antes de decidir limpiar el oído por tu cuenta deberías consultar al veterinario para descartar una otitis.

¿Cómo se limpian los oídos?

Para la limpieza de las orejas y el pelaje utilizaremos el champú que normalmente usemos durante el baño. Siempre hay que tener la precaución de evitar la entrada de agua y champú en el interior de las orejas del perro ya que si esto pasa podemos causarle una otitis. 
Una forma sencilla de evitar que el agua entre en los oídos del perro es utilizar tapones de cera o una gasa esteril durante la ducha.
El pelaje de la oreja puede frotarse con el agua y el jabón de forma natural y debe secarse luego con una toalla para eliminar el exceso de humedad.
Para el pabellón y el oído interno existen productos especiales destinados a reblandecer el cerumen y despegar los restos de suciedad. Estos productos llevan un aplicador que permite la entrada del producto hasta los huecos más inaccesibles.
El producto se introduce en el oído, se deja unos minutos y se hace un masaje en la base de la oreja para que penetre. Pasado el tiempo indicado tendrás que retirar con una gasa el producto sin apretar hasta que el oído quede limpio.
limpieza oído perro
Yo recomiendo utilizar productos especiales para la limpieza del oído de las mascotas ya que los sueros y otros remedios tradicionales pueden quedarse atrapados en el interior de la oreja y ser un caldo de cultivo para infecciones .
Algunos productos para la limpieza del oído en mascotas:

¿Con qué frecuencia deben limpiarse los oídos?

Teniendo en cuenta que muchos perros tienen las orejas caídas y que su oído no ventila la limpieza tiene que realizarse de forma frecuente.
Por establecer una frecuencia estándar podríamos decir que se recomienda hacerlo 1 vez cada dos semanas como mínimo.
En perros con problemas de infecciones debes seguir las recomendaciones del veterinario y cumplir rigurosamente sus pautas.
En perros que tienen las orejas grandes y muy colgantes como los perros de la raza Cocker, Beagle, Basset Hound y otros perros mestizos cuyas orejas cubren todo el pabellón, se deben extremar las precauciones. Este tipo de orejas favorecen una menor ventilación del oído propiciando un mayor número de infecciones, por este motivo deben limpiarse de forma más frecuente. Yo recomendaría revisar de forma semanal los oídos de perros de orejas grandes y limpiarlos si es necesario de forma semanal.

Espero que os sirva este post y que vuestros peludetes tengan a partir de hoy las orejas más relucientes del mundo!